Los colores de la convivencia

12 de Noviembre de 2017
Diana J. León

Estreno mundial. La Casa Cino Fabiani presenta ‘Coexistence’ del dramaturgo y director español Ignasi Vidal. Funciones desde el jueves 16 de noviembre.

Su figura era la del director de una orquesta, aunque en realidad dirigía a un grupo de actores. En un ensayo de Coexistence, la obra que estrenará en la Casa Cino Fabiani, el dramaturgo español Ignasi Vidal detiene la melodía de una escena si percibe que alguien está fuera de tono.

Todo se afina en tranquilidad, pero se repite hasta que el director lo aprueba. “Lo que ocurre es que yo escucho y veo las obras como una partitura total de imagen y sonido”, explica durante una pausa de 15 minutos que decide darle a su elenco luego de ensayar la primera parte de la obra. “Y en esta partitura no me vale solo la intención del actor, sino que además necesito una forma audible que haga atractiva la propuesta. Con los años, dirigiendo, he creado mi propia forma de ver el teatro, y sencillamente me siento y escucho y trato de ver qué necesita la escena en cada momento, por dónde deben transitar las emociones, y por supuesto, por dónde tienen que pintar los actores, los colores de sus frases”.

Esa noche, el escenario se llena con seis actores, alrededor de una mesa y en un sofá. La escenografía es simple, casi una excusa para la verdadera acción y el ritmo que marcan sus protagonistas. En este estreno mundial (la obra no ha sido representada en otra ciudad), trabajarán con Vidal los ecuatorianos Marcelo Varas, Ricardo Velástegui, Alfonsina Solines, Frances Swett, Jorge Sandoval y la actriz italiana Roberta Pasquinucci. Dos de ellos interpretan a personajes de otras nacionalidades: Jorge, a un argentino, y Roberta, a una española, con sus respectivos acentos y modismos.

Los seis integran en realidad a tres parejas que han decidido pasar un fin de semana juntos, aunque la obra mostrará solo su última noche de viaje.

“Coexistence significa convivencia en francés (pero se ha decidido intencionalmente no traducir el título al español). Y es sobre la difícil interacción de tres parejas, de seis personas, cada uno con sus manías, con sus propias características y, a la vez, sobre la dificultad en la convivencia entre parejas cuando ya han pasado un cierto tiempo juntos y sus intereses no acaban de estar del todo paralelos”.

¿Por qué mantener el título en francés? Porque la obra fue escrita originalmente para situarse en el sur de Francia, pero al traerla a Ecuador se decidió reemplazar al personaje francés por uno argentino. Lo que Ignasi necesitaba era el rol de un hombre políglota con cierto conocimiento en vinos.

Para el director, el espectador será un voyeur, un mirón de estas circunstancias, de la vida íntima de esas personas. “Podemos decir que es una pequeña representación de lo que es un Gran Hermano. Si pusiéramos una cámara y retransmitiéramos este momento de estos personajes podríamos confundirlo con uno de esos programas de reality show”.

Teatro de preguntas

La última visita de Ignasi a la ciudad fue en mayo de este año para el montaje de Dignidad, protagonizada por Alejandro Fajardo y Andrés Crespo, que se estrenó también en Las Peñas, la Casa Cino Fabiani. En ese mismo escenario también estrenó El Plan, en noviembre de 2016. Todas, obras de su autoría.

La idea para la trama de Coexistence llegó al dramaturgo a través de una conversación muy casual: uno de sus amigos le contó una historia en la que una lata de mejillones desató la tercera guerra mundial entre un grupo de personas.

Ese detalle fue el detonante en la cabeza de Ignasi para hilar la trama debajo de esos elementos superficiales. Así inició el relato de ese mundo lleno de antipatías y simpatías que normalmente no se manifiestan en un entorno social aceptable. “Cada uno trata de arreglar el hábitat de la forma que le es más cómoda”, afirma el director. “Lo que presento es una situación cotidiana y se hace atractiva por todo lo que no se dice, pero que el público intuye. Si eso lo combinas con el ritmo adecuado, se convierte en un pequeño retazo de la vida”.

Pero no se trata de dejar moralejas ni de enseñar a los espectadores a crear una convivencia más saludable. “Mi teatro plantea interrogantes, nunca da respuestas. Genera controversia, genera preguntas al espectador y ellos deben resolverlas como consideren”. “En este catálogo de vidas humanas que presenta Coexistence de alguna forma estamos representados todos y de eso se trata. Como autor yo trato de poner un espejo también a la sociedad, porque para mí ese es el teatro útil, el que sirve para transformar, que toca al espectador. Siempre lo digo, el teatro tiene que ir un paso por delante de la sociedad. Ese es el teatro en que milito”.

La obra: Se estrena del jueves 16 de noviembre y habrá funciones todos los jueves, viernes, sábados (21:00) y domingos (20:00), hasta el 3 de diciembre. Lugar: Casa Cino Fabiani (calle Numa Pompilio Llona). Entradas: $ 20 (preventa hasta el 15 de noviembre), $ 25 (estreno) Al 099-469-3323 (en horario de oficina).

  Deja tu comentario